fbpx

Turística 92.7 FM

Así sí provoca escuchar radio

Venezuela: El país más corrupto de las Américas en 2023, según Transparencia Internacional

Transparencia Internacional (TI) ha calificado a Venezuela como un ‘ejemplo de gran corrupción’ en su informe anual de 2023. Por décimo año consecutivo, Venezuela lidera la lista como el país más corrupto de las Américas.

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) en el sector público de Venezuela es de 13 puntos, cinco menos que en 2018. Este índice, que va de cero (muy corrupto) a 100 (muy baja corrupción), sitúa a Venezuela en el último lugar de la lista de países americanos.

Desde 2016, Venezuela ha superado a Haití como la nación más corrupta de las Américas. Según TI, en Venezuela se han malversado sistemáticamente miles de millones de dólares de dinero público, beneficiando a unos pocos individuos poderosos y exacerbando la pobreza y la desigualdad.

En Venezuela, los grandes esquemas de corrupción están vinculados con la captura de los sistemas legislativo, regulatorio y judicial por parte de funcionarios de alto nivel. Estos esquemas permiten a estos funcionarios generar poder y evadir el castigo.

El pago de sobornos y la cooptación de jueces y fiscales son mecanismos principales utilizados por las redes delictivas para asegurar la continuidad de sus actividades ilícitas y su impunidad. Algunos jueces y fiscales venezolanos están siendo investigados por la Corte Penal Internacional por su intervención en abusos, torturas y otros crímenes de lesa humanidad.

En 2023, Venezuela y Siria ocuparon las posiciones inferiores en el índice de corrupción de TI, que clasifica a 180 naciones y territorios. Según el ‘Corruptómetro’ de Transparencia Venezuela, la corrupción ha comprometido al menos 64.601 millones de dólares.

En marzo del año pasado, las autoridades iniciaron una operación anticorrupción que se detuvo abruptamente dos meses después. La Fiscalía y el Gobierno no dieron explicaciones sobre aspectos clave del proceso. El exministro de Petróleo Tareck El Aissami, quien renunció a su cargo para colaborar con las investigaciones, fue la figura más prominente detenida en esta operación. Desde entonces, no se ha dado a conocer su paradero ni el alcance de su responsabilidad en los hechos.

Compartir esta noticias: